Un Granero de historia y futuro

Artículo de Fernando Bañolas, Concejal de Coalición Canaria en el Ayuntamiento de Guía y Portavoz en el Cabildo de Gran Canaria

Celebramos en los últimos tiempos los reconocimientos internacionales que reciben buena parte de los yacimientos arqueológicos de Gran Canaria. La Cueva Pintada de Gáldar es un referente mundial y acumula galardones, el yacimiento de Risco Caído, en la cuenca de Tejeda, se ha convertido en el ‘ojito derecho’ del Cabildo de Gran Canaria y mejora y crece día a día; incluso va camino de convertirse con todo merecimiento en Patrimonio de la Humanidad en buena medida a la coordinación con el Gobierno de Canarias a través de su Dirección General de Cooperación y Patrimonio Cultural. Algo parecido podemos celebrar con respecto a la Necrópolis de Arteara, en Tunte, que día a día cobra mayor presencia a nivel turístico, cultural e historiográfico.

Son solo tres ejemplos de nuestro amplio patrimonio aborigen. Y desde CC, además, celebramos todas las iniciativas tendentes a dar conocimiento de nuestro acervo cultural prehispánico, como el programa puesto en marcha por la corporación insular denominado ‘yacimientos estrella’. Una forma de acercar a las nuevas generaciones de grancanarios a los albores de nuestra historia como pueblo y como entidad diferencial respecto a la metrópolis que colonizara nuestra tierra y que con el paso del tiempo denominado estado Español. Hasta aquí todo bien.

Sin embargo, estamos dejando de lado un lugar mágico y mítico de nuestros ancestros. Un silo único en nuestras islas, por su condición de granero para todo un guanartemato, en este caso el de Gáldar. Ese espacio único es el Cenobio de Valerón. Nuestra isla desarrolló una agricultura a gran escala mientras el resto dedicaba mucho más atención a la ganadería y a la pesca. Gran Canaria está llena de graneros: el Risco Pintado de Temisas, El Álamo, en Acusa Seca, o el Roque Bentayga en su cara sur, la de Tejeda. 

Pero si hay uno que representa mejor que ningún otro la dimensión socioeconómica y preindustrial que tenía la agricultura en nuestra isla, ninguno como el Cenobio de Valerón de Santa María de Guía. Por su morfología y dimensiones, es uno de los yacimientos arqueológicos más emblemáticos, singulares e importantes de Canarias, siendo el mayor granero o silo conocido de los primitivos habitantes de las Islas Canarias. Se trata de un gran arco natural de unos 30 metros de ancho y 25 metros de altura, y da cobijo en su interior a más de 350 silos, excavados artificialmente y distribuidos en varias galerías. Una obra maestra en lo que a preservación del grano y de alimentos se refiere, dada la técnica usada casi para ‘envasar al vacío’ el grano y otros alimentos. Se trata de una despensa comunitaria, con espacio para las viandas y el grano de muchas familias. Cebada y otros granos, además de distintos salazones de carne y pescado y frutos secos, tenían allí un lugar de conserva para los tiempos difíciles. 

Tras siglos de abandono y degradación, en 1942 comienzan las tareas de excavación, limpieza y conservación en el marco del Plan Nacional de Excavaciones, trabajos que sacan a la luz innumerables piezas que abarcan desde pintaderas a herramientas o vasijas, además de restos de grano. Habrá que esperar 30 años para que se acometan los primeros trabajos de acondicionamiento: la popular escalera de 190 escalones, con varios miradores provistos de bancos de piedra. Más arriba se creó una superficie para contemplar el yacimiento.

Sin embargo, esos trabajos provocaron el mayor daño arqueológico del enclave, puesto que no sólo se destruye el relleno arqueológico de las cuevas. La escalera se levantó por el antiguo camino prehistórico excavado en la toba de la montaña. En 1974 se abre al público, pero sin demasiado control para los visitantes, que dañaron y expoliaron el yacimiento. Con todo, en 1978 se convierte en Monumento Histórico Artístico, y en 1985, en Bien de Interés Cultural como zona arqueológica.

En los primeros años de nuestra autonomía, el Gobierno de Canarias inicia trabajos de reparación y puesta a punto del yacimiento y prohíbe el acceso a las cuevas. Ya en los años noventa se detectan manchas de humedad y la presencia de microorganismos debido a las filtraciones de agua aunque no se hace un seguimiento de ese deterioro. Es entonces cuando se redacta el primer borrador para convertir el Cenobio de Valerón en un centro de interpretación y la redacción del proyecto para el acondicionamiento integral del yacimiento arqueológico.

La última actuación destacada se produce en 2009, cuando el Servicio de Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria consolidó y restauró sus elementos estructurales que conforman este emplazamiento. También encarga al Estudio de Arquitectura y Urbanismo Casariego & Guerra, el diseño del futuro “Centro de Interpretación e Instalaciones Complementarias del Cenobio de Valerón”, que incluía un centro de interpretación, sala de proyección, restaurante, mirador, y pasarela de accesibilidad. La corporación insular buscó una segunda opinión y también solicitó la redacción de otro proyecto al arquitecto Juan Palop Casado. Por su parte, el Ayuntamiento de Guía firmó un convenio de colaboración con el Colegio de Arquitectos para un concurso de ideas con el fin de redactar el Plan Especial de Ordenación del Parque Arqueológico del Cenobio de Valerónamparado en el Plan General del municipio que actualmente se encuentra en fase de aprobación definitiva.

Estamos ante un momento clave para la recuperación y puesta en valor definitivo del Cenobio de Valerón, con una actuación que lo equipararía en equipamientos e infraestructuras a la Cueva Pintada y lo convertiría en renovada referencia canaria e internacional en materia de asentamientos neolíticos, además de ensalzarlo como un atractivo para todos nosotros, para nuestros visitantes y para los expertos. Coalición Canaria ya ha presentado una moción en el último pleno del Cabildo de Gran Canaria aprobada por unanimidad por todas las fuerzas políticas para llevar a cabo el Centro de Interpretación del Cenobio en base a esos proyectos. Es la hora. Rescatemos un granero de la historia y enriquezcamos con su indudable belleza y valor nuestro presente y nuestro futuro.

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies