Andrzej Wajda protagoniza el nuevo ciclo de Filmoteca Canaria

Las proyecciones comienzan con ‘Kanal’, mañana martes 7 en el Teatro Guiniguada y el jueves 9 en el Aguere Espacio Cultural. La muestra seleccionada del director polaco, integrada por cinco películas, se proyectará durante los meses de marzo y abril

Filmoteca Canaria , sección dependiente del área de cultura del Gobierno de Canarias, inaugura el mes de marzo con el inicio de un nuevo ciclo de cine, que en esta ocasión está dedicado al director polaco Andrzej Wajda (1926–2016). Esta nueva programación se prolongará hasta el día 20 de abril, fecha en la que finalizará esta mirada retrospectiva a la obra del oscarizado director, con la revisión de filmes como ‘Kanal’, ‘Cenizas y diamantes’, ‘La tierra de la gran promesa’, ‘El hombre de hierro’ o ‘Danton’.
La película ‘Kanal’ (1957) será la encargada de dar el pistoletazo de salida a este homenaje cinéfilo, proyectándose mañana martes 7 en el *Teatro Guiniguada* (Las Palmas de Gran Canaria) y el jueves 9 en Aguere Espacio Cultural de La Laguna (Tenerife), ambas sesiones a las 20.30 horas y en versión original con subtítulos en español. Esta obra es la segunda película de la ‘Trilogía de la Guerra’ realizada por Wajda, que comienza con ‘Pokolenie (A Generation) (1955) y finaliza con ‘Cenizas y diamantes’ (1958).
El filme obtuvo el Premio del Jurado en el Festival de Cannes. Está ambientado en el Alzamiento de Varsovia contra el ejército nazi y narra, a lo largo de 91 minutos, la historia de los valientes soldados polacos de un pequeño ejército de la Resistencia que se ven forzados a ocultarse en los laberínticos canales de Varsovia, tratando de escapar de la ofensiva nazi. ‘Kanal’ es un desgarrador viaje a las profundidades del infierno de la guerra, aquí representado por las alcantarillas de una ciudad polaca, un recorrido por las entrañas del ser humano, el apocalipsis de un mundo que tocaba a su fin.
*Andrzej Wajda*
Wajda, ganador del Oscar honorífico en el año 2000 y candidato en otras cuatro ocasiones a la estatuilla de Hollywood, fue un cineasta comprometido con la libertad política, tras padecer en su adolescencia las penurias de la Segunda Guerra Mundial, donde combatió como miembro de la Resistencia. Tras la guerra, estudió pintura en la Academia de Bellas Artes de Cracovia antes de entrar en la Escuela Nacional de Cine en Łódź.
Recorrer su vida es asistir desde primera fila a la transformación de Polonia en un estado comunista, primero, y posteriormente a su conversión en una democracia parlamentaria. Pero hasta llegar ahí tuvo que aguantar la censura del régimen pro-soviético, algo que le llevó a ingresar en el sindicato católico ‘Solidaridad’ y a hacer suyos sus postulados.

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies