El Obispado pone condiciones inasumibles por el Cabildo a la hora de ceder los Salesianos para uso sociosanitario

La transformación del antiguo colegio de los Salesianos de Guía en un centro sociosanitario para la comarca Norte ha quedado en el aire por las discrepancias entre el Cabildo de Gran Canariay la Diócesis de Canarias respecto a las contraprestaciones por la cesión del edificio. El Obispado pretende que el gobierno insular le compense con la rehabilitación de una parte del inmueble para uso exclusivo de la propia Diócesis o que le construya un centro pastoral en unos terrenos anexos.

El borrador de convenio que ha entregado la Diócesis al Cabildo ha causado “una gran sorpresa”, según reconocen fuentes del gobierno de Antonio Morales y de la Plataforma Ciudadana Salvar los Salesianos, pues aseguran que el compromiso al que habían llegado todas las partes se limitaba a la cesión del inmueble, abandonado por las autoridades eclesiásticas desde el año 1971, para convertirlo en un complejo sociosanitario. Aunque al principio de la operación se barajó que el Cabildo podría comprar el antiguo centro educativo, en el acuerdo verbal no se estipulaban contraprestaciones económicas.

El compromiso del Cabildo, apuntan las mismas fuentes, es realizar obras en el colegio María Auxiliadora para adaptar las instalaciones a su nuevo uso asistencial, con una inversión que rondaría los 7 millones de euros. De hecho, ese proyecto ya está incluido en el II Plan de Infraestructuras Sociosanitarias de Canarias 2017-2020. Otro punto de desacuerdo sería el plazo de cesión del inmueble, pues el Cabildo pretende que sea por un mínimo de 50 años y la Diócesis plantea un plazo menor.

El gobierno de Morales no ha aceptado, de momento, las contraprestaciones que pide el Obispado. Según las fuentes consultadas, la reconversión de los Salesianos con dinero del Plan de Infraestructuras Sociosanitarias impide la posterior cesión de una parte de las instalaciones a una entidad privada. Más complicado es aún que el Cabildo construya con fondos propios un centro para la Diócesis en los solares adyacentes al colegio.

El pasado 9 de febrero, en una visita institucional del Cabildo al municipio de Santa María de Guía, el presidente Morales comunicó al Ayuntamiento y a la plataforma ciudadana que ya se había alcanzado un acuerdo con el Obispado e incluso calculó que las obras se podrán iniciar durante el año 2019. Según las mismas fuentes, fue el vicario de la Diócesis, Hipólito Cabrera, el que autorizó a Morales a anunciar el compromiso.

Ese compromiso se debe reflejar ahora en un convenio, pero el Cabildo considera que algunas condiciones son inasumibles. El pasado 21 de marzo, y a preguntas del grupo Podemos en la Comisión de Política Social del Cabildo, la consejera del área, Elena Máñez, reconoció que el acuerdo no está cerrado todavía y se limitó a señalar que se sigue estudiando el borrador remitido por la Diócesis. Las negociaciones con el Obispado las llevan el consejero de Hacienda, Pedro Justo Brito, y el propio presidente Morales.

A preguntas de este periódico, el vicario Hipólito Cabrera explicó que los servicios jurídicos de ambas partes están estudiando el borrador del convenio, pero eludió dar detalles de la propuesta de la Diócesis mientras continúen abiertas las negociaciones. “No me constan esas objeciones del Cabildo, hay una propuesta sobre la mesa y serán los servicios jurídicos los que decidan sobre el convenio”, puntualizó.

Alternativa

En ese borrador, según las fuentes del Cabildo y de la plataforma ciudadana, el Obispado plantea que en el futuro centro sociosanitario de los Salesianos se reserve una parte del nuevo edificio para uso pastoral. La idea es instalar allí dependencias para el clero, como salones, despachos o almacenes. Como alternativa, la Diócesis propone que el Cabildo construya el centro en unos terrenos adyacentes al colegio María Auxiliadora, también propiedad de la Iglesia, que fueron recalificados de rústicos a urbanos hace unos años.

El antiguo colegio de los Salesianos está edificado sobre una superficie de 5.171 metros cuadrados, de los que más de 1.300 metros corresponden a las aulas. Se inauguró en 1955, con diseño del arquitecto Fermín Suárez Valido y ejecución de las obras por parte de la empresa de Miguel Fernández de la Torre.

El centro escolar se construyó por encargo de Eusebia Armas Almeida, que también cedió todos sus bienes a la Diócesis para atender a los niños más pobres de la comarca norte de Gran Canaria. La obra costó un total de ocho millones de pesetas, una fortuna en aquella época.

La benefactora, viuda de Ignacio López de Ogallar Fernández, un general de la Guardia Civil con quien no tuvo descendencia, no solo sufragó la construcción y amueblamiento del colegio, sino que donó todo su patrimonio a la Iglesia para que atendiera a un mínimo de 20 niños en régimen de internado, elegidos entre los más pobres, y a todos los que fueran posibles en régimen externo.


Malestar de la Plataforma Ciudadana con el vicario

  • La Plataforma Ciudadana Salvar los Salesianos ha convocado una reunión para mañana lunes ante la falta de respuesta de la Diócesis de Canarias a sus solicitudes de información. Al conocer las discrepancias con el Cabildo, varios miembros del colectivo se desplazaron hace unos días a la sede del Obispado para solicitar una entrevista con el vicario, Hipólito Cabrera, e interesarse por la marcha de conversaciones para firmar el convenio. Según han relatado varios de los presentes en esa visita, el vicario habló con ellos durante unos minutos, desde uno de los balcones, y les comunicó que no los recibirá hasta que culminen las negociaciones. También les dijo, siempre según esos testigos, que la Diócesis “no le va a dar al Cabildo duros a tres pesetas“. Esa actitud ha generado malestar entre la directiva de la Plataforma, que teme que las nuevas condiciones del Obispado para ceder el inmueble acabe malogrando la construcción del centro sociosanitario, una histórica reivindicación de los vecinos de Santa María de Guía y de toda la comarca Norte. El colectivo entiende que la Diócesis está anteponiendo sus propios intereses económicos a los sociales y recuerda al vicario que el edificio y los terrenos proceden de una donación de Eusebia Armas a la Iglesia para que se ocupara de los niños más necesitados, que ahora son los mayores que usarán ese centro sociosanitario.

*Publicado por Jesus Montesdeoca en La Provincia con el titular “El Obispado endurece las condiciones para ceder los Salesianos de Guía”

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies