El Cuyás exhibe la versión hecha por Noviembre Teatro del clásico de Shakespeare ‘Ricardo III’

*El montaje, previsto viernes y sábado en el teatro grancanario, ha servido a la compañía de Eduardo Vasco para homenajear al autor inglés en el cuarto centenario de su fallecimiento*

*Las Palmas de Gran Canaria, jueves 16 de febrero de 2017.-* *Ricardo III* es el título de William Shakespeare con el que la compañía Noviembre Teatro, dirigida por Eduardo Vasco, regresa esta semana (viernes y sábado, a las 20.30 horas) al Teatro Cuyás de Las Palmas de Gran Canaria.
*Ricardo III* es el quinto título del genio inglés que representa la compañía, tras *Hamlet* (2004), *Noche de reyes* (2012), *Otelo* (2013) y *El mercader de Venecia *(2015) y fue el elegido para celebrar, en 2016, el cuarto centenario de su muerte.
“Continuamos nuestra dedicación shakesperiana representando la obra del malvado rey, el último de los York, y su vorágine violenta, tratando de entender la historia desde nosotros para representarla, y que finalmente sea, también, algo de ustedes”, explica Vasco, que ha presentado la obra junto al director artístico del Cuyás, Gonzalo Ubani, y dos de sus protagonistas: Arturo Querejeta y Charo Amador.
Adaptada por la profesora y coordinadora del área de escritura dramática de la RESAD, Yolanda Pallín, en la obra también actúan, en su mayoría dando vida a varios personajes, Fernando Sendino, Isabel Rodes, Rafael Ortiz, Cristina Adua, Antonio de Cos, José Luis Massó, José Vicente Ramos, Jorge Bedoya y Guillermo Serrano.
*The Life and Death of King* narra la llegada al poder de la casa Tudor y el declive de la familia York y es una de las cuatro obras sobre la historia de Inglaterra escritas por William Shakespeare. Además, se estima que pertenece al período inicial del dramaturgo, hacia 1591, y fue editada en *quarto*, formato en el que apareció hasta seis veces antes de ser incorporada a la edición *first folio* de 1623, junto al resto de obras de su autor. Existen notables diferencias entre las distintas ediciones, que podrían deberse a las modificaciones realizadas por compañías y editores. En ese sentido, la obra ha sido representada por innumerables intérpretes de todas las nacionalidades y llevada al cine en varias ocasiones.
Ricardo es el hombre sin moral, el maestro de la apariencia, un deforme capaz de desatar tormentas de sangres con único propósito, el poder, y cuya peculiaridad como personaje le permite disfrazarse ayudado por su retórica y esconder lo que realmente, según Vasco, para quien “hay pocos personajes tan desproporcionados en su ambición, tan descarados en sus propósitos”.
“Hemos elegido Ricardo III porque nos permite narrar una historia sobre el poder y la ambición ciega, sobre nuestra confianza y la falta de escrúpulos, sobre los fines y los medios y, en definitiva, porque no está tan lejos de nosotros. La realidad que nos rodea contiene elementos suficientes para que asociemos esta historia truculenta a nuestras estructuras de poder, y podamos sacar conclusiones sin necesidad de excesivas explicaciones ni redundancias”, añade el director.
Su adaptadora señala por su parte que si Coriolano era “la lucha de lo malo contra lo malo”, Ricardo III representa “el reverso tenebroso de Coriolano: la lucha de lo malo contra lo peor”. Así, “Coriolano mantiene una cierta altura moral, algún atisbo de grandeza, un resquicio heroico, mientras que Ricardo III nos muestra un panorama moral desolado, arrasado y estéril. Estamos convencidos de que Ricardo, el personaje, representa lo más abyecto de la producción shakesperiana”.
A partir de 12 euros (más descuentos) las entradas para este espectáculo están a la venta a través de los canales habituales con que cuenta la Fundación Canaria de las Artes Escénicas y de la Música de Gran Canaria: la taquilla y la web del Cuyás (www.teatrocuyas.com) y Entradas.com.
*Argumento. *Tras una larga guerra civil, Inglaterra disfruta de un inusitado período de paz bajo el reinado de Eduardo IV. Ricardo, duque de Gloucester, es un ser deforme que tras relatar el ascenso al poder de su hermano revela su envidia y ambiciosos deseos: no se conforma con su situación y planea conseguir el trono a cualquier precio.

Así, detiene el cortejo fúnebre de Enrique VI con la excusa de consolar a su viuda, Lady Ana Neville, a la que manipula para que acceda a comprometerse con él. El siguiente paso será asesinar a su propio hermano Jorge para deslegitimar al rey y conseguir el apoyo de su madre en su lucha por la corona.
A partir de entonces y para afianzar su posición, Ricardo mata a una serie de personas cuyos fantasmas se le aparecerán augurándole grandes desastres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies