José Manuel Vega: “La juventud de hoy es más europeísta que las generaciones anteriores”

Aunque es deseable, dudo que las listas transnacionales para partidos políticos se logren a corto plazo” afirmó el vicepresidente primero de la Asociación Europea de Enseñantes

Amado Moreno |

José Manuel Vega en la capital grancanaria.

Foto: José Manuel Vega en la capital grancanaria. LP/DLP

Comprometido formalmente desde 1991 con la promoción de la UE, de manera especial en el sector educativo de Canarias, José Manuel Vega (Santa María de Guía, 1953) es vicepresidente primero de la Asociación Europea de Enseñantes, cargo para el que resultó elegido en el último congreso celebrado en febrero en Estrasburgo. Su movimiento cuenta con unos dos mil afiliados en el Archipiélago. Pese al ‘brexit’ y al auge de populismos, se muestra optimista respecto al futuro de Europa.

El Día de Europa que hoy se conmemora ofrece ciertas diferencias en su contexto: no hay marcha atrás en el ‘brexit’, acecha un mayor auge de populismos y nacionalismos xenófobos ante la inmigración, que han irrumpido con significativa presencia en los parlamentos de varios países, un presidente estadounidense que presiona a Bruselas, interferencias nocivas de Moscú con las nuevas tecnologías, entre otros factores. ¿Esta realidad es para Aede motivo de alarma? ¿Peligra el proyecto comunitario?

No creemos que peligre, pero sí que se puede frenar. Hemos ido muy deprisa para determinados colectivos que, por otra parte, no podemos dejar atrás. Aede insiste en educar a las nuevas generaciones como ‘ciudadanos europeos’. La juventud de hoy es más europeísta que sus mayores, que las generaciones anteriores. Así lo certifica la mayoría de los sondeos sociológicos. Los que han vivido una experiencia Erasmus son los más valedores de Europa. Aumentan los europeístas de sentimiento y convicción, y se detecta una tendencia a la baja de populismos y nacionalismos, según otras encuestas en el marco demográfico de la UE. Estas conclusiones sociológicas invitan al optimismo. Significan que hay una mayor aceptación de la integración en la UE, experimentando una subida de siete puntos en relación con otras muestras anteriores. Se valoran las cotas de bienestar social que genera la pertenencia a este selecto club. Estamos saliendo de una crisis global y la opinión pública percibe que ha sido posible en menos tiempo de lo previsto gracias a las medidas políticas y económicas subordinadas a un criterio de solidaridad europea.

La ‘hiperburocracia’ administrativa y la confusión en ámbitos como la Justicia, por ejemplo al aplicar la denominada euroorden para reclamados por tribunales de otro país como en el caso Puigdemont, confirman viejos escollos no superados en la UE.

Hay que seguir afinando en muchas cuestiones. La Justicia es uno de los ámbitos más delicados. Es ilustrativo que los agentes de un Estado en los EE.UU no entran para intervenir en el Estado vecino. No podemos decir que su modelo funciona mal, pero sí que podría y debería mejorarse con leyes que no se presten a interpretaciones contraproducentes. Pero no hay duda de que la ciudadanía quiere más Europa y que avance con más celeridad la unión en la diversidad. Hay bases comunes para profundizar, aunque reconocemos que todavía perduran diferencias entre países o Estados miembros.

¿La baja futura del Reino Unido podría relegar en la Eurocámara al inglés como primer idioma, en beneficio del francés o el alemán?

La ‘traducción’ mueve muchos empleos, intereses culturales, lingüísticos etc. Sería una lástima relegar el inglés tras el brexit. No hay que olvidar que ahora mismo es el idioma más universal o internacional. Los problemas de traducción, que ya son muchos, se verían incrementados, retirándole su primacía en la UE. Hay que tener en cuenta que los países del Este europeo prefieren el inglés para comunicarse fuera de sus fronteras naturales. Al mismo tiempo, el Eurocorp, que en un principio empezó en francés y alemán, ahora solo utiliza el inglés. Es una cuestión de eficiencia práctica. No tiene que ver con nacionalismos o nacionalidades.

¿Maneja su colectivo de Aede recetas eficaces frente a los detractores que tiene la UE en su propio seno ?

Trabajamos para concienciar que Europa se puede continuar construyendo, y que nos conviene a todos, sin ignorar, ni menospreciar que siempre habrá voces discrepantes. Somos muchos los que no hemos perdido la fe en Europa. Cada mes, desde hace poco tiempo, participan directamente los jefes de Estado y primeros ministros en cumbres para debatir estrategias a partir de 2019. El francés Macrón, por ejemplo, quiere un proyecto reformista ambicioso. Respalda listas transnacionales para partidos políticos, pero dudo que esto se logre a corto plazo, aunque es deseable.

¿Qué mensaje rescataría de algunos de los fundadores de la UE para incentivar entre los ciudadanos europeos las expectativas de futuro?

La Unión Europea se cimentó y edificó para acabar con las rencillas y enfrentamientos entre países del Viejo Continente que habían costado dos guerras mundiales y millones de muertos en el pasado siglo XX. Recuerdo haber visto en un local, durante la Fiesta de la Cerveza en Munich, a personas muy mayores con la mirada perdida, como sumergidas en el espanto y la pesadilla de un pasado, a pesar de la alegría y la música del instante. No me extrañaría que la escena se reprodujera en muchas ciudades de Alemania y de otros paises que sufrieron las consecuencias bélicas. Ese paso ya está ganado. Después, la UE se ha concebido como un espacio de progreso común que entendemos que también está asumido. El tercer paso era que todos nos sintiéramos ciudadanos europeos. Y en esto estamos, incluso con una moneda común, el euro, además de un pasaporte idéntico. Seguramente se podía haber hecho mejor algunas cosas, pero creemos que el saldo general es positivo. No obstante, uno de los fundadores, Jean Monet, sostenía más tarde que “si hubiera que empezar otra vez, empezaría por la cultura”. En esta jornada conmemorativa de hoy hay que reafirmar los valores o principios que la UE enarbola como bandera: democracia, Estado de derecho, economía de mercados, igualdad de géneros, igualdad de salarios. Son retos trascendentales para una sociedad en libertad.

¿Los 751 eurodiputados justifican un trabajo parlamentario como para percibir cada uno de ellos un salario bruto de 8.600 euros, independiente de las dietas?

Ciertamente es una cantidad enorme, un salario muy apetitoso. Están sobradamente bien pagados si cumplen con sus obligaciones laborales como parlamentarios. Tengo la impresión de que la mayoría cumple, y habría que exigir responsabilidades a la minoria que no lo hace. Como en todos los parlamentos, en la Eurocámara hay quien trabaja muy seriamente y otros que no.

En 2019, nuevas elecciones al Parlamento europeo. ¿Teme que los euroescépticos se adueñen de esta Cámara?

En absoluto. Están en retroceso tras sus éxitos coyunturales en el brexit y en algún país del Este europeo. Probablemente aparecerá un nuevo gran partido rompiendo el bipartidismo de populares y socialdemócratas, pero tengo la certeza de que los tres grupos mayoritarios serán proeuropeos.

Los Erasmus universitarios se han revelado como una de las acertadas iniciativas para fortalecer el espíritu europeísta en las nuevas generaciones. ¿Caben otras propuestas en el marco educativo?

¡Claro que sí! La educación es un campo muy prometedor para favorecer la cohesión y el arraigo de la ciudadanía europea. Es pieza clave. Vamos a realizar más propuestas para objetivar la historia y compartir procedimientos de éxito. Las generaciones de Erasmus empiezan a estar ya en las empresas y ocupan cargos directivos. Esto amplía el sentimiento europeo y la seguridad de pertenecer a algo supranacional con otra cultura, viajar mucho más y romper esquemas cerrados. Por otra parte, hemos de destacar que en Canarias se ha avanzado grandemente en la sensibilización proeuropeísta. La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria acaba de crear un departamento exclusivo para las Relaciones con la UE. Existe además con intensa actividad el Foro de Estudiantes Europeos (Aegee), que está coordinado con la mayoría de jóvenes universitarios de otros países de la UE.

¿En qué consiste el compromiso de los enseñantes para Europa, aprobado en el XIX congreso de Aede celebrado este año en Estrasburgo?

El efecto multiplicador en las aulas a todos los niveles, la implicación y el compromiso de profesorado son temas que aún no están bien desarrollados, ni conseguidos. La ciudadanía europea lleva implícita un compromiso social por la responsabilidad y profesionalidad. Los enseñantes no pueden quedar al margen. Trabajamos y llevamos a cabo jornadas, seminarios, reuniones y congresos en el marco europeo donde profundizamos y participamos con propuestas y proyectos.

¿Cuál es el balance más sobresaliente de su asociación europea en Canarias?

Canarias logró en un congreso extraordinario un estatus especial en el marco europeo y en los estatutos de la Aede al ser reconocida como una ‘sección nacional’ por sus múltiples especificidades y condición ultraperiférica. Desde entonces no hemos parado. Superamos los dos mil asociados en todas las islas y hemos llevado a cabo actividades varias desde el año1991. Cabe recordar que en momentos delicados de la política en nuestra tierra, cuando existía una tendencia proindependentista que prefería mirar más hacia Africa que hacia Europa, un grupo de personas apostamos muy claramente por trabajar y potenciar actividades encaminadas a desarrollar y promover la cultura y los valores de civilización europea. Charlas, conferencias, seminarios, jornadas, manifiestos, etc., se han celebrado a lo largo de estos años en los que hemos tratado de implicar a diferentes sectores, no solo al profesorado. Hemos contado con ayudas económicas de la Unión Europea, Gobierno de Canarias, y Fecai, entre otros. Ello nos ha permitido que alumnos, profesores, empresarios, funcionarios con gestión directa en temas comunitarios, y profesionales de los medios de comunicación realizaran cursos de formación europeísta y participaran activamente en sesiones de trabajo con visitas a las instituciones europeas, de modo que todas las actividades ha servido para reforzar el espíritu de pertenencia canaria al proyecto común de la UE.


*Publicado en La Provincia

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies