La voz de los más de 2.000 desaparecidos en el franquismo se alza en la Casa de Colón con la muestra ‘Los pozos del olvido’

*La exposición, organizada por la Asociación de Memoria Histórica de Arucas, se inaugura este miércoles, 31 de enero, a las 20.00 horas*
*Las Palmas de Gran Canaria, 30 de enero de 2018.-* La exposición ‘Los pozos del olvido’, organizada por la Asociación de Memoria Histórica de Arucas, presta voz en la Casa de Colón a historias silenciadas durante décadas tras el alzamiento militar de 1936, una etapa que, según los datos de la entidad, dejó más de 2.000 desaparecidos en el archipiélago.
La muestra se inaugura este miércoles, 31 de enero, a las 20.00 horas, y cuenta también con la colaboración de la Unidad de Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria y del Ayuntamiento de Arucas. La integran un total de 32 paneles que, dispuestos en el patio principal de la Casa de Colón, generan conocimiento y conciencia sobre lo que realmente ocurrió con los represaliados y represaliadas en las islas.
“En los territorios que fueron nacionales desde el principio, como Canarias, la represión fue brutal”, recalca Gregorio Arancibia, presidente de AMHA, la segunda entidad más antigua de España en esta labor que cosecha “esperanza, trabajo, recuperación y dignidad” frente a la oscuridad, el miedo y el silencio.
“Había listas desde el principio porque el caciquismo tenía muy claro quiénes eran sus enemigos. Podía ser cualquier obrero que quisiera una mejora salarial y que era tachado entonces de bolchevique”, explica Arancibia. Las patrullas del amanecer se presentaban entonces en la casa de estos infortunados, que desaparecían con la excusa de ser llevados al juzgado.
En el contexto de la exposición se especifica que “las listas estaban dispuestas para llevar a una cifra estimada de 2.100 personas al paredón, la sima, los pozos o al gran cementerio de la guerra en Canarias: el mar”. Este viaje a la oscuridad y al mismo tiempo a la luz permanecerá activo hasta el próximo 25 de febrero y se podrá visitar de manera gratuita entre las 10.00 y las 21.00 horas de lunes a viernes; de 10.00 a 18.00 horas los sábados; y entre 10.00 y 15.00 horas los domingos y festivos.
La AMHA ha rastreado historias como las de José Sosa Díaz, el ‘Latonero de Arucas’, vecino de Las Chorreras, era el secretario de una pequeña sociedad obrera. Desapareció como tantos otros tras el alzamiento militar del 18 de julio de 1936. Más de dos mil personas desaparecieron en Canarias por acción de ‘los falanges’ durante la represión franquista dejando una estela de dolor. En el caso del ‘Latonero de Arucas’ también la soledad de una viuda y una recién nacida de 34 días.
En ocasiones, y una vez que ya habían sido asesinados, se infundía en los familiares la falsa esperanza de que seguían presos y con vida y se les pedían 50 ó 100 pesetas para hacerles llegar ropa y comida.
La AMHA subraya que las dentelladas de la represión se cebaron con “aquellos que tenían criterios para defender la República, bien por conocimiento intelectual o por soportar las deplorables condiciones de trabajo de aquellos años”, pero también con “otros que fueron sólo vecinos molestos, familiares envidiados u odiados, conocidos de los que podían sacar beneficio si desaparecían”, así como titulares de codiciados empleos o fincas. Ahora, la ciudadanía puede asomarse a estos pozos del olvido y escuchar las historias que emergen de su fondo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies