El marquesado de Arucas tiene sus orígenes en Guía

El apellido Fernández del Campo de su madre procede de un escribano guiense
Pedro González-Sosa – Cronista Oficial de Guía
El fallecimiento de María del Carmen Benítez de Lugo , condesa de la Vega Grande e hija de la marquesa de Arucas, nos retrotrae a unos folios que emborronaron unas cuartilla, hace ya algunos años, con motivo del igualmente fallecimiento de su madre, *Rosario Massieu* y *Fernández del Campo*para recordar la procedencia de tan ilustre dama, familia y descendencia con una vinculación con la ciudad del Guía de Gran Canaria de donde procedía, a pesar de que ostentaba el título nobiliario de marquesa de Arucas. Porque el pasado familiar del apellido Fernández del Campo está estrechamente vinculado a la localidad guiense, mucho más, si se nos permite, que a la ciudad de la bonita y esbelta catedral, como vamos a comprobar, solo le une el título del marquesado y el lógico arraigo que los muchos años de ostentarlo produjo en esta familia, que se considera aruquenses convencidos.
Los antecedentes familiares de la progenitora de la fallecida condesa de la Vega Grande de Guadalupe, doña María del Rosario marquesa de Arucas, proceden de Guía, y más concretamente de un escribano público de dicha localidad, Diego Antonio Fernández del Campo, que lo fue desde 1793 en que sustituyó a Pedro Tomás Ariñez, de quien era amanuense (lo que hoy llamamos en las Notarías oficial mayor), hasta 1825 en que fue sustituido por su yerno Angel Rodríguez de Tovar, casado con su hija Victoriana. Ignoramos la razón de la llegada de Diego Antonio procedente de su Asturias natal. Mientras que unos genealogistas señalan que procedía de la villa de Pavia en el Obispado de Oviedo, según describe un testimonio otorgado por sus hijos, Miguel Rodríguez Díaz de Quintana sitúa su lugar de nacimiento el 13 de marzo de 1749 en el municipio también asturiano de Soto del Barco y que llegó a la entonces villa guiense como sargento del Regimiento Provincial establecido en dicha localidad. Casó en Guía en primeras nupcias con Josefa Martínez de Silva y fallecida aquélla contrajo nuevo matrimonio con María Medina Almeida, de cuyo enlace nacieron Andrés, (de quien procedía la fallecida marquesa de Arucas, la mentada esposa de Angel Rodríguez de Tovar), y Guillermina, mujer que fue del poeta Rafael Bento y Travieso, fallecida en 1811 con motivo de la epidemia de fiebre amarilla. Diego Antonio Fernández del campo murió en Guía en 1826.
Se advertirá de esta forma la inequívoca procedencia del apellido materno Fernández del Campo que ostentaba la madre de la fallecida María del Carmen, que lo fue del hijo del escribano, el llamado Andrés Fernández del Campo y Medina casado en la iglesia de Santa María de Guía con Bárbara de Medina, que fue en 1842 subteniente de las Milicias de aquella localidad y aspirante a secretario de su ayuntamiento. Este matrimonio vivía en una casa situada en la calle de la Cruz- hoy rotulada Marqués del Muni-, frente a la plaza mayor, en el solar donde hoy se levanta el moderno edificio del casino en cuyos bajos estuvo, entre otras casonas de la época, la sede del primer ayuntamiento constitucional nacido de las Cortes de Cádiz de 1812.
El matrimonio Fernández del Campo-Medina tuvo, entre otros hijos, a Saturnina que casó en 1805 con Bruno González Castellano, que fue la heredera de esta casa y que al fallecimiento de aquella pasó fue con otras propiedades a su hija María del Rosario González Fernández del Campo, nacida en 1865 que fue marquesa de Arucas consorte por su matrimonio con Ramón Madán Uriondo que fue el primero que ostentó el título a partir de 1911. Curiosamente, un hermano de la mentada Saturnina, llamado Teófilo, casó en Tenerife con María Teresa Madán, hermana de Ramón Madán, el primer marqués como se ha dicho, cuyo matrimonio procreó dos hijos uno de los cuales, una hembra como se verá, heredó en su segunda generación el título marquesal.
Aquella primera marquesa consorte, la llamada María del Rosario González y Fernández del Campo, falleció en Madrid sin descendencia y por testamento instituyó como único y universal heredero de sus bienes a su esposo, Ramón Madán. Al fallecimiento de Ramón, como no tenía hijos, nombró por heredera, incluido título nobiliario, a su sobrina María del Carmen Fernández del campo y Madán (hija de Teófilo Fernández del campo y María Teresa Madán), esposa que era de Felipe Massieu y de la Rocha, comisario regio de la Escuela Superior de Las palmas y diputado provincial que se convierte en segunda marquesa de Arucas. A la muerte de los anteriores heredó el título marquesal y, por supuesto, las propiedades de Guía, su hija María del Rosario Massieu y Fernández del Campo, que se convirtió en la tercera marquesa de Arucas, casada con Luis Fernández de Lugo, marqués de la Florida, matrimonio que procreó varios hijos, entre otrosa, Luis Felipe Benítes de Lugo y Mssieu, actual marques de Arucas y la ahora fallecida condesa de la Vega Grande.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies