Un llamamiento por la reforma del Guiniguada

El presidente del Gabinete Literario y del Centro Unesco Gran Canaria, Juan José Benítez de Lugo, ha abogado este viernes por hacer un llamamiento para que el Gobierno de Canarias elimine las trabas que impiden la reforma de la autovía del Guiniguada, y que este espacio deje de ser una brecha entre los dos barrios históricos de la ciudad.
Benítez de Lugo ha hecho esta afirmación en el curso de una mesa redonda organizada por el Área de Paisaje del Centro UNESCO Gran Canaria sobre la reforma de la autovía del Guiniguada, en la que han participado la arquitecta y urbanista Elsa Guerra, la licenciada en Bellas Artes Isabel Corral y el ingeniero industrial Juan José Pons.
Mariano de Santa Ana ha moderado el debate, celebrado en el Salón Oriente Central del Gabinete Literario, sede de UNESCO Gran Canaria, donde se ha puesto en evidencia que la circunvalación ha dejado sin función la vía que se construyó en los años 70 del siglo XX como salida para la carretera del centro. Así, en palabras de Elsa Guerra, “si se cierra hoy la autovía, no pasaría nada».
Durante el debate se expusieron tres ideas clave: la primera, se trata de un asunto de importancia sustancial para la ciudad; la segunda, el freno a los proyectos de reforma, que esperan desde hace años, los pone el Gobierno de Canarias al considerar la carretera de interés regional, y la tercera, se trata de un tema debatido y estudiado hasta la saciedad.
“Ninguna ciudad de la categoría de Las Palmas de Gran Canaria tiene una autovía que le pase por el medio”, señaló Benítez de Lugo, que hizo hincapié en la importancia que tiene para la capital acabar con esta barrera.
Elsa Guerra, coautora del plan Vegueta-Triana, subrayó el carácter urbano de la vía del Guiniguada –“eso es evidente”- y el hecho de que hace 20 años que la ciudad quiere recuperar este espacio.
La arquitecta lamentó que las administraciones canarias no sepan ”caminar juntas “, única manera de sacar adelante una transformación de esta envergadura.
Por su parte Isabel Corral, colaboradora de José Miguel Fernández Aceytuno en el proyecto Guiniguada, observó que la ciudad está enmarcada por dos parquins en lugares donde podía haber dos parques, en referencia al propio Guiniguada y al parque de la Música en El Rincón.
El ingeniero Juan José Pons aportó una idea novedosa. Pons , partidario como los demás de recuperar el espacio que sepultó la autovía, recordó que hay una depuradora cauce arriba que podría enviar agua “bien depurada” para hacer correr el barranco. “Hay que recuperar el barranco y sus puentes, el cauce representa la historia de la ciudad”, afirmó.
(En la foto, de izquierda a derecha: Pons, Corral, Benítez de Lugo, Guerra y De Santa Ana)

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies