Así fue la Rama de las Marías 2017 (fotos y vídeo)

INFONORTEDIGITAL.COM  //

Se llenó la tarde de septiembre del sonido emocionado de tambores y caracolas, acompañando a los romeros que un año más desde la montaña de Vergara hicieron el camino que termina a los pies de la Virgen de Las Marías.

Es un camino de devoción, y en el andar sin prisa pero sin pausa, se pagan las promesas anuales a la Virgen.

Covadonga miraba embelesada a su hijo Ian, que hacía sonar la pequeña caracola. Después de pedir y pedir, la víspera de la festividad del Pino, llegó la ansiada llamada, informando que el pequeño, de siete años de edad, por fin va a ser operado. Desde que tenía dos años, Ian hace el camino de Las Marías, guiado por la devoción de la madre, encantado con el tambor de verdad que le regalaron los padrinos, Alfredo y Alicia. Este año tocaba pedir, que la operación salga bien y seguro que así será.

Con el corazón palpitando de emoción, iba la familia y los amigos de Ulises García Moreno, de San Juan de Guía. Ulises se fue el pasado mes de julio, y todos quisieron unirse en este caminar de fe, para seguir con su legado, pues era constante en la Rama de Las Marías, y este año sin presencia física también hizo el camino en el corazón de todos los que siempre lo seguirán queriendo.

La pequeña Leire llevaba días preguntando a la abuela Rosa y a la tía Rita, cuánto faltaba para el gran día, y su pregunta tuvo respuesta este sábado, porque llegó la tarde de Rama, y ella no faltó a la cita, haciendo sonar con alegría su pequeño tambor.

En brazos de su padre Víctor, el pequeño Néstor volvió a bajar desde Vergara, aprendiendo la tradición que llevará siempre en su corazón.

Desde Tenerife llegó por primera vez, para vivir Las Marías, Meliana con su perro Gufi. A ella y a su madre le hablaron de esta fiesta votiva en La Gomera, y no quisieron perdérsela.

Ana toca la caracola desde que tenía tres años, y este sábado volvió a sacar ese sentido sonido, que hace temblar el alma de los que cada año caminan hasta la virgen de Las Marías.

Disfrutando del sonar de tambores y caracolas, contando anécdotas de años anteriores, compartiendo confidencias, se llegó hasta el hospital de San Roque, donde Banda y Papagüevos esperaban para que las ramas se alzaran al cielo y bailar hasta la iglesia para ofrendar a la Señora.

Y a las puertas del templo guiense, la Virgen esperaba plétorica, y ante ella, volvieron a sonar tambores y caracolas, y se agitaron las ramas para recordar la promesa que hace más de 200 años, agricultores y labriegos de todas las medianías norteñas le hicieron.


Galería fotográfica de la Rama de Las Marías en este enlace

Galería fotográfica gentileza de Juan L. Santana Medina en este enlace

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies