Una empresa creada por niños de Guía triunfa entre más de 800 a nivel nacional

Alumnos de la ESO del IES Santa María de Guía llegaron a la final celebrada en Madrid

por Miguel Moreno//

Los alumnos de 3º de la ESO del IES Santa María de Guía idearon una microempresa de reparto de frutas y verduras que fue finalista en la XI Competición Nacional de Miniempresas, organizada por la Fundación Junior Achievement y celebrada en Madrid. Los niños, de entre catorce y quince años, idearon la empresa Ecoflash, una idea que tiene como objetivo constituir una cooperativa agrícola destinada a suministrar a domicilio productos de la huerta del Norte para mejorar los ingresos profesionales en el sector.

Los once alumnos del curso participaron en la creación del proyecto en la clase de Iniciativa Emprendedora y Empresarial, y los cinco con mejores notas fueron seleccionados para defender el proyecto en la fase final en Madrid. Su profesor, José Cobiella quedó totalmente “sorprendido” por la capacidad de sus propios alumnos. “Ya en la fase final eran un grupo muy modesto, éramos el único colegio público y de Canarias”, remarcó Cobiella, que repartió las funciones de la creación entre los chicos.

Juan Pablo Miranda, de 14 años, se encargó de la web y la aplicación. “Me encanta todo lo que tenga que ver con ordenadores”, explicó el chico, que también ayudó a realizar el vídeo promocional. Daniela Guerra, de 15 años, ideó el logo de la empresa. “Pensé en la combinación de una zanahoria y un rayo y así salió”, desveló la joven creativa, que reconoció que lo creó en pocos minutos.

El eslogan de Ecoflash lo idearon Ariadna Díaz y Estefanía Miranda, de 14 años. “Tuvimos que dejar claro lo que ofrecíamos en una línea”, explicó una de las chicas. El resultado fue: “Tus verduras de la huerta a la mesa”. Su compañera Carlota Benítez, de 15 años, fue una de las que expuso el proyecto en la Casa Aguilar. “No nos hicieron mucho caso”, reveló la muchacha en tono irónico. “Somos muy pequeños para que nos tomaran en serio”, añadió. Su amiga y compañera Sara Betancor, de 14 años, también fue de las que se encargó de exponer el proyecto en Gáldar o Madrid. “Me fue más fácil explicárselo a desconocidos en Madrid que a mis propios compañeros de clase”, dijo Betancor, que reconoció que se pone más nerviosa con caras conocidas. Cristina Santiago, de 14 años, montó el vídeo que se expuso en Madrid y el que se mandó como spot publicitario. “Me gusta mucho este tipo de trabajos, espero estudiar publicidad de mayor, o algo relacionado”, explicó la joven.

Ismael Ramos, de 15 años, tuvo que superar su miedo a exponer ante el público para defender su proyecto de empresa en Gáldar y la Casa Aguilar. “Gracias a tanta exposición perdí el miedo a hablar en público”. Su truco, “respirar hondo”. Néstor Rodríguez, de 14 años, fue quien se encargó de pensar el nombre. “Pensé en ecología y rapidez, por eso salió Ecoflash”, explicó este joven que espera ser policía de mayor. Brian Sosa, de 14 años, montó la presentación que mandaron al Ayuntamiento de Guía. “En ella se detallaba la ruta, la idea, el modelo de negocio”, dijo el chico, que también ayudó a exponer en Casa Aguilar. Por último, y no menos importante por ello, Juanfran Martín, de 14 años, ayudó a crear muchas partes de la empresa. “Fui presentador en todas las exposiciones y la defendí ante todos”, explicó Martín, quien si no puede estudiar criminología de mayor se pensará ser emprendedor.

Los jóvenes fueron finalistas, y no pudieron ganar la fase final. “El fallo tal vez es que no vendíamos un producto que se pudiera internacionalizar”, reveló Cobiella, que volverá a intentar conquistar el certamen el año que viene.

Publicado en La Provincia el 12/05/2017

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies