Guía apoya por unanimidad el plan para convertir Los Salesianos en residencia

Todos los grupos políticos secundan en un pleno la reconversión del viejo colegio en centro sociosanitario

El Pleno de la Corporación de Guía aprueba por unanimidad de todas las fuerzas políticas su apoyo institucional a la Plataforma Ciudadana pro demanda del uso sanitario del edificio María Auxiliadora, el antiguo colegio de Los Salesianos. El colectivo ciudadano estima que el inmueble, situado en las inmediaciones del cruce de La Atalaya, tendría capacidad para acoger a un centenar de jubilados, y ahora espera un informe técnico que garantice la viabilidad al proyecto.

La Plataforma Ciudadana da un paso más para lograr la construcción de una residencia de jubilados en el viejo edificio, cedido ahora al Ayuntamiento y propiedad del Obispado, gracias a la herencia de la rica potentada local Eusebia Armas. La propuesta institucional fue secundada por todas las fuerzas políticas en el Ayuntamiento, esto es, Juntos por Guía, Coalición Canaria, Partido Popular, PSOE y Nueva Canarias. La iniciativa secunda la propuesta, “visto que esta Plataforma señala en el propio escrito que el edificio conocido como Los Salesianos podría ser recuperado y destinado a un uso sociosanitario, dado el déficit de plazas públicas en el municipio y en la comarca noroeste en particular, realidad que contrasta con la aparente mayor sensibilidad en otras islas para responder al mismo problema, en atención al reciente compromiso del Gobierno de Canarias para habilitar una residencia de mayores con una cuantiosa inversión económica en el municipio de Guía de Isora”, en Tenerife.

El alcalde (Juntos por Gran Canaria), Pedro Rodríguez, recordó que la ficha urbanística del edificio abre la puerta a cualquier actuación, tanto pública como privada, y a la modificación del inmueble para su adaptación a personas con movilidad reducida. E insistió en su felicitación a los promotores, a los que comunicó que ejercerán de “acompañante como institución”.

Pese a todo, el regidor alegó que antes de la aparición de la Plataforma ciudadana, el equipo de gobierno mantuvo discretas reuniones con el Gobierno de Canarias para buscar su aprovechamiento. Y que también se planteó el uso sociosanitario del Hospital de San Roque, y que ahora están pendientes del informe técnico para la viabilidad de la reutilización de la propiedad, “antes de seguir construyendo este proyecto”.

La presidenta de La Plataforma, Inmaculada González, recalcó que siempre habrá algún informe que dé viabilidad al proyecto. Y recordó que el centenar de plazas que puede tener como capacidad provisional, según el estudio realizado, garantiza su viabilidad, sobre todo cuando existen 1.155 personas que reciben atención domiciliaria en sus casas en Guía, Gáldar, Agaete y Moya. Que hay más de 9.000 jubilados en la zona, para una población de 51.000 personas, y que daría empleo directo a unas 50 personas en una comarca con una alta tasa de paro. De momento, han comenzado a recoger firmas y a solicitar encuentros con el resto de alcaldes para lograr su apoyo. Y señaló que en el inmueble se pueden organizar todo tipo de actividades sanitarias, paralelas a la residencia.

La portavoz de Coalición Canaria, Laura Bañolas, destacó que hay que aprovechar la receptividad del Obispado y abrió las puertas a otras opciones paralelas a la sociosanitaria, tanto de uso local como comarcal. El concejal del PP, Antonio Vera, remarcó que “la sociedad civil está activa” y pidió la retirada de los talleres municipales del lugar. El edil del PSOE, Manuel García, señaló que es una propuesta de interés general y sin intereses partidistas, que viene avalada por un estudio sobre las necesidades de la comarca. Y el representante de Nueva Canarias, Manuel Melián, añadió que es el lugar adecuado para el uso sociosanitario, y lamentó que la Plataforma no hubiera podido defender en público la iniciativa, por falta de un reglamento de Participación Ciudadana. Al pleno asistieron, entre otros, Daniel Martín y Miguel Cárdenes, antiguos alumnos salesianos.

Por otro lado, el grupo de gobierno aprobó en la sesión con el apoyo de Coalición Canaria la compra por casi un millón de euros de suelo en la zona de San Sebastián, el casco histórico y la calle Real, que estaba previsto desde hace casi dos décadas en el plan urbanístico como espacio libre, pero que nunca se formalizó. La oposición cuestionó el momento para estas compras.

Publicado en La Provincia el día 16-03-2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies